23 ¿Vida o DIOS? (Especial A-teos)

  La Vida, como vocablo demostrativo del hecho existencial, es irrevocable, al ser explícitamente tangible e intangible como manifestación interna-externa universal, en el siento-pienso existencial; y cuyo axiomático argumento-Vida, es correlativamente correspondiente al vocablo de la palabra «DIOS», como Principio de Creación, y vida diversalmente expresada, puesto que tal «vocablo», como Vida y Principio sin Principio o Concausa Original, en todo lo creado manifestado, es el Principio de todo lo universalmente originado o manifestado.

   Por lo que, en el sentido empíricamente correlativo, la Vida es DIOS; DIOS es la Unidad de Vida; y la Unidad, es la Vida en sí misma manifestada, en multi-diversidad universal. Por tanto, todo lo revocable en cuanto al vocablo DIOS, no deviene de la Vida en sí misma, sino de los planteamientos acaecidos en base a interpretaciones e intermediaciones humanas interesadas. Pues el papel del A-teo, no es el negar a DIOS como Vida, aunque niegue la Vida como DIOS. Puesto que, si no niega la Vida, aunque no reconozca a DIOS como vocablo, implícitamente está asumiendo a DIOS como Vida o Esencia del Gran Todo Universal, o bien como Principio Original Creador.

   Por otra parte, si no podemos aplicar la trinidad como Vida, puesto que la Vida es una sola, sí que podemos aplicarla como DIOS-Dios-dios, o fases de la misma Vida, en el sentido de la LUZ-Luz-luz manifestada. Por lo que el A-teo, podría reconocer que no está exento de dios, como exponente de semejanza autoconsciente, puesto que es en todo caso dios (como cualquier espíritu-ser-humano), ya que DIOS no hace ni crea A-teos, porque el A-teo, es teo por su condición de semejanza en Ley de creación (como cualquier hijo de DIOS), pero no Teo, al no estar desarrollado espiritualmente.

  El A-teo, como  teo = dios, es solamente un producto evolutivo, que llegó a esa consecuencia, no más. Quiero decir sin afán peyorativo, que el A-teo derivó en un querer tocar, sin querer entender que, a la vista de todo el movimiento de vida inteligente que nos rodea, con sus Leyes reguladoras, existe un Principio Original  Inteligente, que no se mete interfiriendo con los asuntos de los humanos, porque estos tienen libre albedrío para ejercer su derecho a experimentar, evolucionar positiva e inteligentemente, o bien equivocarse, o querer equivocarse, puesto que la conciencia avisa, y aunque no siempre es escuchada, la vida continuada, va poniendo cada cosa en su sitio, en base a la Ley de Justicia inmutable, con arreglo a nuestro obrar, dentro de la Uni-Vida Universal.

Iostako Maraltrix