38 La fuerza natural del progreso

 La llamada Fuerza natural del progreso, la podemos fundamentar, tanto individual como en conjunto. Así como existe en cada ser humano la resultante de sus propios actos, trabajos, desarrollos y vicisitudes, que derivan como su propia Ley de causa, también al mismo tiempo en el ser humano, espiritualmente, pueden existir unos lazos contraídos con otros seres humanos, estén estos encarnados o en estado libre de cuerpo: A semejanza también como ocurre con la sociedad terrenal, sean estos nexos familiares, profesionales, etc.

 Pues como existe un carma o Ley de causa individual, también puede existir de forma colectiva como nacional o regional, por haber sido ocasionado en conjunto con otros seres en afinidad de ideas.

  De la misma manera, la fuerza natural del progreso se puede aplicar a los mundos, pues estos, si bien evolucionan individualmente y en conjunto con sus habitantes, no obstante están sujetos al progreso evolutivo dentro del conjunto universal de mundos. Viéndose que no existe nada que esté completamente disociado dentro de la Unidad.

  He aquí que habiendo pasado el planeta Tierra por cinco cataclismos, el primero de fuego (dando el paso de transición de la primera a la segunda época, en el que nos encontramos actualmente), y cuatro de agua. Ahora nos encontramos en el sexto cataclismo, o sexta transformación terráquea, que será de todo. Tanto por las consecuencias de lo termonuclear, como por agua, fuego, etc. El progreso evolutivo del mundo no puede pararse por las conveniencias materialistas del ser humano, pues debe de seguir su propia naturaleza dentro de las Leyes de la vida.

  Todo esto es lo que podemos llamar, Fuerza natural del progreso, que se expresa en todos los órdenes, sean estos sociales, económicos, políticos o religiosos, y que está exigiendo el dar al planeta Tierra la verdad de su propia vida, o la esencia de su propia esencia, por pasar a mundo de Luz en sus primeras fases. Por eso, todos los seres humanos que no cumplan el requisito requerido, no podrán continuar con el progreso evolutivo de la Tierra. Deberán hacerlo en otro mundo en preparación, pero de naturaleza hostil, como corresponde a cualquier mundo primitivo.

Iostako Maraltrix