47 La existencia del Alma

 Demostración esotérico-científica de la existencia del Alma:

  La demostración científica de la existencia del Alma y de la vida continuada, que muchos seres humanos necesitan para creer, puesto que no parten de la fe ni de la investigación filosófica, de las revelaciones y mensajes dados a través del tiempo, no son para ellos suficientes como demostración de tal realidad existencial. Por lo tanto, la demostración científica de tal hecho, solamente se puede enfocar desde la encarnación de la esencia primeramente. Y seguidamente desde la «Ley de gravedad, y Causa-Efecto», que son Leyes que actúan e interactúan en los dos planos, en el plano físico y en el plano espiritual o sutil, siendo estas dos Leyes asumidas y experimentadas científicamente, y que tienen relación al mismo tiempo, con la evolución, el desarrollo y toda clase de diferencias vistas y comprobadas ya desde el nacimiento.

  Si iniciamos la investigación de la existencia del alma y la vida continuada, desde la premisa de la lógica, la razón y la justicia, queriendo esto significar que no hay nada regalado, y que todo ente existencial es la síntesis resultante de su propia evolución.

  Si aplicamos las dos «Leyes expuestas», llegamos a la conclusión de que todo acto des-armónico y contaminado efectuado, tiene como resultante la absorción de materia sutil (esencia de materia) por Ley de causa-efecto, que como miasmas deletéreos se adhieren al ser humano, dándole la apariencia de la muerte; siendo estas esencias de materia o moleculosas, las que forman el campo gravitatorio de la substancia (puesto que todo lo que representa materia, es gravitatorio), que mantiene al ser humano adherido al plano denso, tanto psicológicamente, como físicamente al planeta Tierra, considerado en el contexto universal del que formamos parte, como destierro, adecuado a su estado evolutivo, si bien no todos estamos en la misma onda.

  Por el contrario, todo acto armónico en afinidad con la Ley del Amor, efectúa el movimiento contrario como desprendimiento y regeneración, potenciando la propia Luz del alma:

  Y la Luz en la vida de naturaleza también es un hecho científico, visto y comprobado por mediación de la cámara fotográfica (kirlian), que fotografía el aura de los seres vivos. Por eso, en el ser humano, su aura se expande cada vez más en la medida que va efectuando su desarrollo, por ser la Luz del alma, que va reflejándose, pasando de interno a externo a través del cuerpo, como reflejo de su verdadera personalidad. De aquí viene el dicho esotérico de que la Paz individual es la Paz del mundo.

  Y si aplicáramos la «Ley de Analogía o de semejanza» como base de investigación, también tendríamos una serie de derivaciones en comprensión, para demostración de tal realidad de vida.

   Conclusiones:
__ No hay casualidad
 sino causalidad. Por eso no vemos muchas veces la Justicia en lo que llamamos injusticia, por creer y pensar que solamente el cuerpo físico es toda la verdad y la vida (pues si así fuera entonces estaría en la razón al decir injusticia), al no vislumbrar todo el encadenamiento de causas-efectos a través del tiempo-espacio, por medio de las encarnaciones.

__ No existe ni el castigo eterno ni la mala suerte ni la prescripción eterna.

__ La condenación cada cual se la busca según sus propios hechos, y también su liberación del campo gravitatorio de la substancia, que lo tiene atado al plano denso por Ley de gravedad.

Iostako Maraltrix