66 La inversión de polos

  El fenómeno de la inversión, como acción y propósito del Orden Creador en Su Sabiduría Divina, lo podemos observar en la inversión de Polos, como un Hecho de Vida, puesto que, las cosas de la creación universal, o sea todo lo manifestado terrenalmente, y digo terrenalmente porque todos los mundos son tierra, las cosas manifestadas en su desarrollo de vida, el ser humano las ve, o se presentan invertidas. Por eso es importante, el establecer los parámetros de semejanza entre lo de abajo y lo de arriba, o sea, entre el Principio Creador y lo creado, puesto que lo creado ha tenido un Principio. Por eso es preciso el reconocimiento de la tal inversión, efectuada a nivel mental, como perspectiva de comprensión del fundamento creador.

  Investigando el fenómeno de la inversión como estrategia creadora, se podrían visualizar algunos ejemplos al caso, para retomar el hilo de la cuestión, filosofando desde la Unidad de forma interdependiente, dentro del campo psicofísico-teológico-metafísico.

  Si iniciamos la investigación con el exponente reflejo humano  de semejanza, entramos en el campo psicológico, como cosa natural y de hecho, en su unidad dualista y complementaria en su condición sexy gravitatoria, por su polaridad de sexos macho y hembra, como una unidad dualista de esencias, y cada uno en su inactividad activa, para poner en actividad a su inactividad, y formar en su conjunto una actividad activa en su función procreadora, y efectuar al mismo tiempo un trabajo de inversión psicológica, para su compenetración y mutuo entendimiento.

  Así vemos como símil los dos polos macho y hembra, como expresiones de emisión y recepción en su condición psicológica, bien como polo negativo hembra, o polo positivo macho, debiendo cada uno efectuar la inversión en su propio polo desarrollando el opuesto en sí mismo, y así obtener los dos. Hete aquí que, por falta de tal desarrollo, en el campo psico-social, puede dar la sensación de que las mujeres por ejemplo, son fabricadas con el chip al revés, y para poder entenderlas hay que darles la vuelta, o sea, ponerlas al derecho, si es que ellas no se han puesto ya, desarrollando el hombre que lleva dentro, cosa todavía poco frecuente, puesto que tal inversión es una condición de desarrollo.

  Y lo mismo sucede con el hombre, en relación con la mujer, que estando fabricado con el chip al derecho, tiene que efectuar semejante a la mujer su inversión psicológica, desarrollando la mujer que lleva dentro, o sea bipolarizarse psicológicamente en su propia unidad dualista, para su función de compenetración con su oponente de desarrollo de vida.

  En todo esto apuntado, podemos observar en cuanto a lo creado, cómo lo diverso externo, es la perfección de la vida interna invertida a externa, si es que vamos investigando esotéricamente en lo manifestado universal. Por lo que la inversión de polos pudiérase ver en principio, como una contradicción de la Ley de semejanza y no hay tal, por cuanto la semejanza se da por Atributo de Amor, y la inversión de polos lo es por Atributo de Justicia. Para que no todos aquellos que pudiendo tener oídos puedan oír y comprender. Puesto que tal inversión a nivel externo, se ve reflejada, por lo que debemos de efectuar mentalmente a nivel interno, para comprender tal fenómeno de vida.

  Ejemplo de inversión: Iniciándonos en el periplo investigador, con el Principio de Creación, en Su Polo Positivo y Negativo: Siendo el Polo Positivo el que crea y procrea con la esencia del Polo Negativo. Y en lo terrenal es al revés, el polo negativo (hembra), es el que procreando crea, y el polo positivo (macho), es el que aporta el germen para la procreación.

__ También podemos ver una forma de inversión, en el negativo fotográfico.

   Toda investigación efectuada en cuanto a la Verdad y la Vida, ejerce su función como expansión de conciencia, para una mejor concienciación en nuestro existir, en cuanto a nuestro origen, obligación y destino.

Iostako Maraltrix