08 Sobre la encarnación de la esencia

     Investigación sobre la encarnación de la esencia, a través de la semilla

  Todas las semillas para dar su fruto encarnan en la tierra, y esto es una Ley comprobada, por lo tanto es un hecho científico tal afirmación, puesto que ha sido y sigue siendo igual a través de los siglos:

  La esencia del gen, aun siendo imponderable para la ciencia terrenal, no obstante según los hechos de germinación, se puede ver, catalogar y observar con filosofía científica, puesto que la semilla nos da pie para su observación en forma matemática, pues en esencia, toda semilla forma una dualidad (2) en unidad (1) germinadora, y si tal dualidad se separa no fructifica. Observándose tal dualidad esencial como hecho interno, por sus reflejos naturales en el plano de naturaleza externo, por ser lo externo como reproducción, el reflejo de semejanza de lo interno con su germen arquetípico natural.

  Veamos: Toda semilla en su orden interno es dual, viéndose reflejada tal dualidad en lo externo como naturaleza (Ley de semejanza o de analogía), y para comprobarlo, podemos coger cualquier semilla, visualizándose con mas claridad en unas que en otras: pues si cogemos un cacahuete, o una almendra, lenteja, avellana, etc. veremos que están formadas todas ellas de dos partes con semejanza equidistante, y aquí empieza la filosofía científica, puesto que deriva en matemática, al estar tratando de una unidad (1) dualista (2) de transformación trinitaria (3), a saber: Una unidad (1) como cuerpo tangible que podemos tocar a través de su cuerpo de naturaleza manifestada, pero que al mismo tiempo contiene internamente una dualidad (2) en unidad (1) esencial imponderable, que no tocamos directamente, porque siempre queda al interno de su manifestación inmanifestada externa. Viendo como esta unidad (1) interna que es dualista (2), lo es de transformación trinitaria (3) a través de su manifestación en planta o árbol, originando sus frutos al manifestarse como reproducción, a través de su encarnación y reencarnación, pues cuando encarna en la tierra vemos encarnación de la esencia, pero cuando reproduce a través de su manifestación trinitaria en planta o árbol, vemos la reencarnación de la esencia de su propia esencia en diversidad de vida, comoprincipios genéticos reedificadores como semillas, que reproducirán a semejanza del original dando el igual de su propio igual en su continuidad de vida (Ley de semejanza).

  Siguiendo con la dualidad en la esencia imponderable de la semilla, a través de su reflejo de naturaleza:

  Viendo la dualidad en la semilla, se puede efectuar la partición de la esencia interna de la semilla, en forma legalmente científica: Siendo tal cosa posible por ser la semilla una unidad (1) dualista (2) = (12), con dos partes equidistantes como reflejo externo. Pues si observamos atentamente las semillas antes expuestas, llegaremos a tal conclusión; viendo en algunas de ellas el lazo, por donde germina la esencia interna, de interno a externo para su interno, porque siempre la esencia la veremos al interno, beneficiándonos de sus frutos como manifestación externa.

  Si dividimos las dos partes equidistantes de la semilla y las sembramos por separado no fructificarán por estar la esencia como unidad dualista, dividida, pero si las volvemos a unir y sembramos juntas otra vez de nuevo, sí que fructificarán, porque hemos vuelto a unir tal dualidad como principio genético esencial reedificador. Por lo tanto, tenemos la consecuencia científico-natural, de que sin dualidad no hay vida y sin trinidad no hay creación, procreación y reproducción.

  En la investigación de la propia vida con sus procesos naturales, se pueden descubrir las Leyes en conjunto por las cuales pasa la vida con su movimiento de transformación, y eso lo podemos bien observar con la semilla como arquetipo existencial universal, puesto que todo hace lo mismo, tanto en el nacer, crecer y crear (hay que filosofarlo).

  Tales Leyes en trabajo conjunto que podemos observar en el arquetipo existencial de la semilla son:

___ Ley de gravedad.

___ Ley de semejanza o de analogía.

___ Ley de materialización y desmaterialización, con su transformación.

___ Ley de encarnación de la esencia con su reproducción y creación por el
propio amor interno.

  Y todavía más según el investigador se va introduciendo al interno de la vida.

Iostako Maraltrix