02 Ley de Afinidades y Gobierno Social

     Ley de Afinidades y Gobierno Social Humanista Universal

  Las Afinidades en todo lo creado, es un hecho establecido y por tanto regular; o sea, científico; por lo cual tiene un carácter de Ley. Pues existen, según el orden de creación establecido en la naturaleza: Los animales alados; los anfibios; los rumiantes; los reptantes; los felinos; los primates, etc. etc. Pero en sus diversas categorías se agrupan por Afinidades de forma organizada, y también gregaria según especies y Afinidades. Siendo el ser humano el integrador de todas ellas con el estudio científico que elabora para su propio uso.

  El ser humano, en el plano mental, intelectual, psicológico, comercial, etc. e incluso también moral, se mueve de alguna manera por Afinidades. Y esto le lleva también a organizarse así para su mayor producto y desarrollo.

  Pero es el caso que existe un organigrama, establecido en la naturaleza, que nos podría servir de base estructural para efectuar la Unidad Humana por Afinidades, sin que se destruyan las unas a las otras (pero sí un trampolín de perfeccionamiento mutuo) y esto es precisamente el enfoque universalista que contempla la “Unidad en la diversidad y la diversidad en la Unidad”. Este enfoque nos lo da precisamente la naturaleza del átomo, viendo como existen una serie de partículas denominadas electrones, “que se organizan en base a un centro común”: Pues bien: Este esquema natural o de naturaleza, es también aplicable al establecimiento de un Gobierno Social Humanista Universal. Imaginemos que todas las Afinidades con sus Asociaciones diversas constituidas mundialmente, y que tienen como postulado el Amor a la Unidad Humana en sus diversas facetas, tuvieran cada conjunto de Asociaciones constituidas por Afinidades, a un Delegado representante, y entre todos juntos formar el núcleo representativo como Cadena de Unión de Afinidades (semejante al núcleo del átomo como carga positiva), para pasar a formar un Núcleo de fuerza unida, como Junta Organizadora Social Humanista Universal, para que pudiera compensar, equilibrar, y colaborar conjuntamente con el llamado Gobierno de las Naciones Unidas.

  Este planteamiento es comprensible de suyo, pues formando los dos polos de lo mismo como Social Mundial, tendríamos un equilibrio dentro de la Ley de Polaridad, y actuando según el Ritmo correspondiente al Orden Natural de las cosas como Unidad Humana. La idea está clara, aunque no parezca viable a corto plazo. Hay que echarle ilusión mental para que las energías se polaricen en el sentido positivo, y puedan estas fructificar para el bien común de todos. La férula Filosófica con su Amor a la Verdad y la Sabiduría, puede aportar un apoyo decisivo al Nuevo Orden Social y Económico Internacional, siendo un primer paso a posteriores singladuras, como exponente Crístico dentro del Amor Universal.

Iostako Maraltrix