10 ¿Qué es la Nueva Era?

  Esta controvertida definición de «la Nueva Era», en el proceso actual histórico de la Humanidad, es poco comprendida, y desprestigiada por muchos, dado el mal uso o abuso de tal enunciado, tanto por los medio-sabios, como por los movimientos religiosos de carácter dogmático:

   Por los medio-sabios que dicen querer ir más allá de la realidad pasajera e ilusoria de este mundo, aún estando sujetos a ella, por los vínculos energéticos de su propio ego todavía no disuelto, y utilizan su visión en contraposición de la diversidad establecida, sin comprender todavía, que sin una mutua convivencia con la diversidad en la unidad social sin discriminación, no es posible la edificación perfecta diversa unificada.
Y por los movimientos religiosos dogmáticos, al ver tambalearse sus postulados doctrinales levantados sobre la arena, en base a textos que teniendo un sentido esotérico-simbólico en muchos casos, fueron mal interpretados, o tergiversados en orden a unos intereses evangelizadores humanos, y sin tener en cuenta que, los nuevos vástagos que vienen a encarnar, necesitan dado su progreso, una nueva sabia espiritual demostrativa en base a un Principio Creador Universal, tanto de su realidad existencial en este mundo, como del por qué y cómo de su propia vida y diversidad de vidas.

   El denominativo de «Nueva Era», no es una definición más de moda como alguien pueda creer, pues su esencial significado no es más que el paso a un nuevo ciclo de la evolución planetaria; un cambio en las energías asociadas a la evolución del Mundo y sus habitantes. Pues dicho nuevo ciclo, trae un nuevo movimiento más fluido y extrovertido en las relaciones humanas, haciendo aflorar todos aquellos malos entendidos y antagonismos latentes y ocultos entre los distintos planteamientos religiosos, en base a un líder o profeta, que en muchos casos solamente habló con arreglo a los tiempos y lugares, cosa esta no comprendida, pues el progreso existe en todo, y el Espíritu de Verdad se manifestó y se manifiesta en todo tiempo, para un constante perfeccionamiento, sino en el fondo, sí en las formas y en cuanto al conocimiento progresivo.

   La Nueva Era representa el paso de la oscuridad a la Luz de forma generalizada, puesto que la muralla atmosférica se cerró para la venida de los nuevos espíritus rebeldes a la Tierra, estando esto en orden con el dicho de «Separaré la cizaña del buen grano». Y donde todas las creencias, pareceres, y posibilidades en el conocimiento humano, salen a debate y entran en juego, como crisol purificador, dando lugar a una nueva fase de síntesis, donde también la ciencia y el conocimiento revelado, dan paso a una mayor amplitud en todo lo que signifique comunicación e interdependencia mutua y acercamiento más allá de su ancestral enfrentamiento. Esto es, unidad de síntesis en acción unificadora humana, donde todas las Leyes de la vida tienen su lugar de comprensión y son explicativas.
   
   La Nueva Era trae un mayor acercamiento y convivencia humana, a través de medios hábiles, como son las telecomunicaciones Internet, etc.  Por tal causa, han aflorado una amalgama de estudios diversos, mensajes y planteamientos de vida, que en las mentes todavía no suficientemente formadas en cuanto al por qué y como de su propia existencia en este mundo, les causa un cierto desorden y desequilibrio psicofísico, dada la gran diversidad informativa de mensajes en todos los órdenes, y en algunos puntos contradictorios. Acrecentándose todo ello si cabe, por los diversos enfoques mentales adoptados por el ser humano, como son el enfoque Moral; Filosófico; Psicológico; Científico, o de sola Fe. Entrando en juego tanto el Deísmo; Ateismo; Gnosticismo; Panteísmo, etc. Cosa esta de la que se valen los detractores tanto religiosos como otros, para establecer su criterio como el medio más útil y válido para la humanidad.

   En todo este Mundi-Movimiento de la Nueva Era, se dan tres fases como mundos por los que se pasa, simbólicamente hablando, a saber: El mundo de la locura; el mundo del gran confusionismo; y finalmente el mundo de la gran Sabiduría.

   El mundo de la locura, cuando se trata a uno de loco, al no ser comprendida su espiritualidad o misticismo.

   El mundo del gran confusionismo, dada la gran información y evangelización en todos los órdenes, y en cuanto a la verdad y la salvación, al no saber uno por donde tirar, ya que son muchos los que presentan la panacea de la línea a seguir en el desarrollo de vida.

   El mundo de la gran Sabiduría, el que ha sabido pasar por sus procesos psicofísicos en el desarrollo de su verdadera personalidad, con los dos mundos anteriores como prueba en su desarrollo.

   No es la Nueva Era el río revuelto para ganancia de pescadores, sino la opción definitiva promovida por el progreso evolutivo del mundo, para la unión de mentes hacia una cualidad de Síntesis, donde la unidad humana pueda fraguar la Paz mundial de la humanidad.

    Y según el punto astronómico-astrológico, la denominada Nueva Era, lo es de Acuario = 7 Por eso, en la Nueva Era de Acuario, ya no hay pescadores de hombres como los discípulos en aquel tiempo, sino aguadores, y que beba el que tenga sed, pues esta agua, no es para no tener más sed como se dijo en aquel tiempo, sino para tener siempre sed de ella por ser infinita.

    Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida, para los que no la encuentran por si mismos. Pues cada cual debe de manifestar por sí mismo su verdad de interno a externo, para  externo interno en recíproca concordancia.

             A C U A R I O = 7 = Verdad (La Verdad como juicio de mayorías antes de la segunda venida de Cristo)

 En la Era de Acuario, todo se mueve como el Aire, con vertiginosa rapidez, para que nada esté estático.

Iostako Maraltrix