19 Condición del hombre universalista

  La «Condición sociopolítica del hombre universalista de Amor Universal», contempla y visualiza la condición interna-externa de la propia Vida Una, puesto que tal es la del Supremo Absoluto interno-externo, ya que, tanto es Absoluto en su condición de neutralidad en lo interno-Eterno, en todo lo creado manifestado, como externo.

  El hombre nuevo, como universalista de Amor Universal, no se polariza, existe en el tiempo y elabora en él, aunque su condición psicológica sea atemporal. Es la crucifixión de Cristo interna-externa hacia un mundo sin fronteras. Y su desarrollo es tanto en lo esotérico como en lo exotérico, por no ser excluyente dentro de la Unidad, al comprender que ciencia y religiosidad son dos aspectos de la propia mente universal, como unidad diversa unificada. Por eso contempla la unidad en la diversidad, y la diversidad en la unidad, por su condición interna-externa dentro de la propia Unidad Absoluta de Vida.

  El ser humano en estado de perfeccionamiento espiritual, al tener el conocimiento que los mensajeros de la Verdad y la Vida han vertido con arreglo a los tiempos y lugares, a través de todas las edades, corre el riesgo de polarizarse, y pagado de sí mismo, sin darse cuenta se hace excluyente en el todo mundi-social. Ese es un error que algunos han cometido, y como tal es la Ley, han tenido que sufrir sus propias consecuencias dentro de la mas estricta Justicia, que es la de su propio interno y externo.

   Por tal causa, el hombre universalista, contempla todas las Leyes existentes que de la propia Vida Una derivan, y no mira solamente a sí mismo, pensando que liberándose él se libera el mundo, por eso, no deja jamás la vorágine del mundo, pues se involucra en él y con él perece, en su existir existente corporalmente.

  Así pues, todo aquel que adopta una posición mística solamente interna, y de sí mismo, como la gota de aceite que se va extendiendo poco a poco, para que su paz individual sea la paz del mundo, cerrándose a la acción sociopolítica externa, pensando que la acción interna ya cumplirá su función indisolublemente también externamente, la verdad es, que ya llevamos más de veinte siglos con la gota de aceite. Y el ser humano, ya gastó el margen de tolerancia que tenía de ocho siglos, para su reivindicación álmica, dentro del proceso evolutivo universal en la espiral cósmica del planeta Tierra; ahora ya no existe la cuenta atrás, puesto que ya está moviéndose en el ojo del huracán pese a quien pese. La acción en la Nueva Era de Acuario debe ser integral y completa.

  Actualmente, dada la evolución planetaria del propio mundo como semilla en germinación, para dar la verdad de su propia vida, la paz del mundo ya no viene a través de la gota de aceite extendiéndose, sino por el Juicio de mayorías sujeto a Ley, como ya se advirtió con el dicho Separaré la cizaña del buen grano. Como así tampoco al hombre nuevo del universalismo de Amor Universal, le sirve de excusa lo de que cada cual tiene su propio carma como Ley de Causa-Efecto, y como destino generado por sí mismo tiene que sufrirlo sin más preocuparse del ámbito que le rodea. Por tanto,  no se exime de su apoyo como ente de voto particular en el ámbito sociopolítico, para que no exista el afán especulativo, tanto del suelo, como de las materias primas que de él proceden, y pueda existir un equilibrio legislativo, para que todo el mundo tenga derecho a un puesto de trabajo, y participe dignamente del usufructo común del trabajo universal. Esta es la Idea, y la energía le sigue para producir efectos.       Marzo 2007
(iostako-maraltrix) colaborador universalista de Amor Universal, hacia un mundo sin fronteras.

Iostako Maraltrix