29 LIBERTAD IGUALDAD FRATERNIDAD

  Estas Expresiones básicas en la emancipación humana, son y han sido el caballo de batalla para garantizar lo que posteriormente se definió a través del proceso histórico como Declaración Universal de los derechos humanos. No obstante, los hechos indican que, lo que se plasma en el papel el humano-ser lo lleva en la mente pero sin que esto haga jurispundencia de razón por no haber hecho todavía contacto con el corazón:

  Por tal causa podemos observar a través del tiempo, la gran dificultad en el ser humano, para que los postulados mentales se conviertan en conocimientos cumplidos y unidad humana. Pues mente y corazón en mutua unidad y comprensión, generan conocimientos cumplidos de los postulados de LIBERTAD- IGUALDAD- FRATERNIDAD. Eso quiere decir, que sin el consecuente desarrollo Teológico y existencial humano, no es posible alcanzar el justo sentido y sabiduría que corresponden a tan magnas palabras, por la necesidad de ser entendidas espiritualmente:

  Todo criterio de relación social y existencial humanos, para ser corresponsable con la vida, se debe fundamentar en el Principio fundamental de la inteligencia, que es la que cataloga todo hecho y movimiento humanos. Siendo así, el fundamento espiritual básico como la fuerte roca donde podemos edificar, está precisamente en los Atributos Divinos que la pura Filosofía concede al Creador Universal. O DIOS, EL PADRE.

ATRIBUTOS  DIVINOS

   Dios por el Atributo de AMOR creó y crea eternamente los espíritus de los humanos para tener con quién relacionarse, y les da un lenguaje espiritual para comunicarse con El y con sus hermanos espirituales, y crea el vegetal y el animal para que sirvan al humano en cuanto puedan necesitar.

   Por el de PAZ.­__ No se mete con nadie ni castiga ni perdona, se hace inmutable.

   Por el de CARIDAD.­­__ Concede que sus hijos superiores guíen a los inferiores en el cumplimiento de su deber o Encomienda.

   Por el de BONDAD.__  Concede el libre albedrío a todos sus hijos para que cumplan cuando sea su voluntad.

   Por el de MISERICORDIA.­­__ Concede cuantas encarnaciones nos sean necesarias para cumplir la Encomienda.

   Por el de JUSTICIA. __ Concede que le vean y comprendan todos sus hijos con mas claridad, a medida que avanzan en el cumplimiento de la «Divina Encomienda« de: Amor, Paz y Caridad para con todos (quedando «esta« expresada de forma implícita en la conciencia.

  En base a este fundamento, tenemos una verdad en común con todo y todos los que tienen como fundamento a un Creador Universal de todas las cosas. Y derivando de ello, el espíritu-ser humano, con su dotación de chispa de esencia de inteligencia o Alma (Luz, vida e inteligencia), como verdadera semejanza. Por lo cual, al ser creados a imagen y semejanza de un Principio de Creación que es Amor, tenemos por dotación la semejanza de Su Amor, que debemos de ejercer, para el desarrollo de nuestra verdadera personalidad.

  La LIBERTAD: Por el don de creación se inicia con nuestro libre albedrío, base fundamental del espíritu-ser humano, para ser  absolutamente responsable de sus acciones ante la Ley. Verificándose el correcto uso del libre albedrío, en base al equilibrio armónico entre Dependencia e Independencia. Es decir: necesitamos movernos de forma independiente aunque reconociéndonos corresponsables y dependientes de una Unidad Social humana Interdependiente. Pues donde empieza la libertad de uno termina la del otro y viceversa en mutua convivencia. Por eso se puede decir que sin libertad de conciencia no hay religión.

  La IGUALDAD: En base al fundamento de creación, existe precisamente por tener todos de forma indistinta las mismas facultades y posibilidades de desarrollo desde nuestro origen. Y toda diferencia existente entre los humanos, existe precisamente según el uso, el buen uso o abuso,  con el que se ha movido cada cual dentro de su libre albedrío. No pudiendo achacar nuestras diferencias en ningún sentido al Creador por tal causa: Según esto, la igualdad  solamente existe como fundamento de creación, pero no como consecuencia humana que solamente a este corresponde según sus hechos. Pues en la medida que cumplimos con nuestros Deberes dentro de la Ley Divina que es  Amor ,Paz y Caridad, nos acogemos a los Derechos que por Ley de Justicia nos corresponden: Así pues, todo aquel que no trabaje según sus fuerzas y facultades no cumple en verdad, pues los derechos deben de ir en orden al cumplimiento del deber.

  La FRATERNIDAD Vista y comprendida en base a la relación y comunicación de las almas, la tenemos explícitamente expuesta con el lenguaje espiritual del que todo ser humano está dotado, como lo ejercieron según indica en  las Escrituras, los apóstoles y las tres Marías con Jesús, después de pasar este al no existir de su existir existente terrenalmente, o sea, lo que se dice después de muerto que no es tal, sino en realidad después de efectuada su resurrección, que es la resurrección de todas las almas a la vida espiritual al dejar el cuerpo en la tierra.

   Y la Fraternidad como hecho social, deviene precisamente por la solidaridad y hermandad, consecuencia de la Libertad e Igualdad bien entendidas. Si es verdad que el libre albedrío establecido dentro  del tiempo como libertad, es una condición natural humana como don de creación, también es verdad que el sentido originario con el que fueron dichas estas palabras de Libertad-Igualdad-Fraternidad,  fue humano; pues derivan de una reivindicación social humana, para quitarse el yugo opresor en la llamada Revolución francesa.
   Todo lo demás concerniente a estos tres puntos básicos como socio-política, es el resultado del obrar humano con sus virtudes,  o defectos por su orgullo, egoísmo y vanidad como enemigos del alma.

Iostako Maraltrix